Peña: la meta del 15% de inflación "no es un pronóstico", sino una "orientación"

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, aseguró este martes que la meta del 15% de inflación que estableció el Gobierno para 2018 “no es un pronóstico”, sino una “orientación de la velocidad de la baja” que tendrán los precios este año con respecto al período anterior.
“La meta no es un pronóstico, tiene que ver con una orientación de la velocidad de la baja. La inflación viene bajando hace dos años, va a seguir bajando este año y el que viene, hasta que logremos que no sea parte de la ecuación económica”, afirmó Peña en declaraciones a la prensa.
Otra de las grandes preocupaciones económicas del Poder Ejecutivo es la cotización del dólar, que ayer volvió a tocar un récord y obligó al Banco Central a intervenir para enfriar el precio de venta. Peña buscó bajarle dramatismo al fenómeno. El funcionario defendió la política oficial al señalar que “la flotación cambiaria es uno de los pilares de este proyecto de estabilización” que busca una “reconversión de una economía que permita crecer 20 años y busca evitar los problemas de las anclas cambiarias”.
Para Peña, “el dólar no es una variable de crisis en nuestro país”. Consultado sobre la cotización de la divisa y el impacto de ese valor en la inflación, remarcó: “Confiamos plenamente en el Banco Central, que tiene la tarea de cuidar la moneda, de trabajar para esa meta de inflación”, sintetizó.
FUENTE: Infobae