Masivo ciberataque afecta al mundo y llega a la Argentina

(Ambito Financiero) – Un nuevo virus informático se expande por los servidores en todo el planeta. Atacó empresas, entidades gubernamentales y hasta puso en riesgo el control de la radiación en Chernóbil.
Una ola de ciberataques golpeó este martes de forma simultánea a grandes empresas y servicios públicos en Ucrania y Rusia, y se propagó a multinacionales de otros países, incluso en la Argentina, recordando el ‘modus operandi’ de los ataques extorsivos de mayo.El ataque, que comenzó contra empresas ucranianas y la petrolera rusa Rosneft, afectó luego a otras compañías mundiales como el transportista marítimo danés Maersk, el grupo británico de publicidad WPP, el francés Saint-Gobain y el laboratorio farmacéutico estadounidense Merck, según fuentes de esas empresas.

El virus “se propaga en el mundo entero, un gran número de países se vieron afectados”, avisó en Twitter Costin Raiu, investigador de la empresa de seguridad informática rusa Kaspersky.

Todavía no se ha establecido ningún vínculo oficial entre esos diferentes ataques pero, según varias empresas afectadas, una petición de rescate de 300 dólares aparecía en la pantalla de los ordenadores.

Varios expertos en ciberseguridad atribuyeron los ataques al virus “Petrwrap”, una versión modificada del ‘ransomware’ Petya utilizado por piratas informáticos el año pasado.

Los ‘ransomware’ son programas malintencionados que cifran los archivos informáticos y fuerzan a sus usuarios a pagar una suma de dinero, a menudo en forma de moneda virtual, para poder recuperar su uso.

Según la empresa de seguridad informática Group-IB, “unas 80 compañías fueron blanco” de esta ofensiva en Rusia y Ucrania. Entre ellas, Rosneft y grandes bancos ucranianos, y también la estadounidense Mars, la alemana Nivea o la francesa Auchan, así como estructuras gubernamentales ucranianas.

“Las investigaciones indican que el ataque habría comenzado en Ucrania, el país más afectado al momento”, aseguró Camilo Gutiérrez, jefe del Laboratorio de ESET Latinoamérica.

El 12 de mayo, otro ransomware, el virus Wannacry, afectó a cientos de miles de ordenadores en el mundo entero, y paralizó los servicios de salud británicos, así como las fábricas del fabricante automovilístico francés Renault. Sus autores reclamaban un rescate para desbloquear los aparatos.

El editor estadounidense de antivirus Symantec atribuyó aquel ciberataque al grupo de piratas informáticos Lazarus, sospechoso de actuar en connivencia con Corea del Norte. No obstante, Pyongyang desmintió cualquier relación con la ola de ataques informáticos de mayo.

Algunas empresas en la Argentina reportaron que fueron afectadas por el ciberataque global, aunque aún no se determinó su magnitud.

En Kiev, una portavoz indicó que los sistemas de monitoreo de radiación en Chernóbil quedaron afectados por el virus y tuvieron que ser apagados.

En un comunicado, el Banco central de Ucrania indicó haber “señalado a los bancos y a los demás agentes del mercado financiero un ataque informático externo perpetrado hoy contra bancos ucranianos y empresas públicas y comerciales”.

A raíz de estos ataques, “los bancos tienen problemas para atender a sus clientes y llevar a cabo operaciones”, añadió el Banco Nacional de Ucrania.

La página web del gobierno ucraniano también experimentaba dificultades por la tarde.
El metro de Kiev indicó, por su parte, en Facebook que no podía aceptar pagos con tarjeta bancaria “por culpa del ciberataque”.

Asimismo, todas las pantallas de información de vuelos, excepto una, dejaron de funcionar en el aeropuerto Borispol de Kiev, declaró la dirección en la red Facebook, sin descartar que algunos vuelos sean aplazados a causa de ello.

En Francia, no se podía acceder a las páginas web oficiales de Saint-Gobain. “Saint-Gobain ha sido objeto de un ciberataque. Por medida de seguridad, con el fin de proteger nuestros datos, hemos aislado nuestros sistemas informáticos. Estamos resolviéndolo”, declaró un portavoz del grupo francés de materiales a la AFP.

“La mayoría de nuestros sistemas informáticos están averiados en nuestras filiales por culpa del virus”, indicó por su parte una portavoz del grupo danés AP Moeller-Maersk, Concepción Boo Arias.

El laboratorio farmacéutico estadounidense Merck aseguró que “su sistema informático mundial” había sufrido el ataque, convirtiéndose en la primera víctima conocida en Estados Unidos sepamos más”, informó la empresa.

Ante el ciberataque, compañías especializadas como ESET Latinoamérica brindaron consejos:

• Actualizar los sistemas operativos y aplicaciones a la última versión disponible. En caso de contar con una red, asegurarse de que todos los equipos cuenten con los parches de seguridad aplicados.

• No ejecutar archivos de dudosa procedencia que podrían llegar como adjuntos en correos electrónicos. Esta recomendación también aplica en caso de recibir un correo sospechoso por parte de un contacto conocido.

• Mantener actualizadas las soluciones de seguridad para poder optimizar la detección de estas amenazas.

• Realizar backups periódicos de la información relevante.

• En caso de que se trate de una empresa, también es recomendable dar aviso a los empleados de que estén alertas frente a esta amenaza y que no ejecuten archivos de procedencia sospechosa.