Lanzarán en los próximos meses el “cheque electrónico”

(Inversor Global) – El cheque electrónico en Argentina es casi un hecho y en los próximos meses se terminarán de definir los detalles de esta “nueva” herramienta. Sin embargo, el vicepresidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Lucas Llach, adelantó algo de información sobre esta novedosa modalidad.

Además de los dichos del funcionario, vamos a repasar la dinámica de uso del cheque común y las particularidades del cheque electrónico, así como también cuál sería el objetivo de la aparición del cheque electrónico en Argentina.

En la pantalla, se ve como un cheque papel y es llenado de la misma manera. Incluye todos los detalles como fecha, nombre del beneficiario, cantidad, la firma, la línea de memo, y promociones. Es embebido en un archivo electrónico seguro en el que el usuario define los datos relativos a la finalidad del cheque.

Se firma el cheque electrónico, co-firmado, refrendado, depositado y se establecen como los cheques de papel.

Los cheques electrónicos pueden utilizarse en casi todas las situaciones en las que un cheque impreso se utiliza hoy en día. También pueden utilizarse para autorizar los pagos a través de otros sistemas de pago que no están basados en cheque.

La Argentina es un país que precisamente no se caracteriza por la modernización o innovación en su sistema bancario pero eso podría estar por cambiar. Algunos de los objetivos del Gobierno actual están en línea con esto.

Sobre el cheque electrónico argentina, concretamente por el momento la iniciativa está en estudio y no tiene una fecha de salida pero en el BCRA creen que es posible legal y técnicamente. Por ahora, debe superar un escollo legal: hoy, el cheque físico funciona como título ejecutivo, es decir, que se debe presentar al juez en caso de que no se realice el pago.

Los funcionarios del Banco Central están convencidos de apostar a la innovación tecnológica en la industria financiera, ya que consideran que facilita la inclusión digital, reduce costos y genera eficiencia.

Los cheques electrónicos trabajan muy similar a los cheques de papel. La chequera electrónica es un dispositivo electrónico de modo que contiene herramientas de cifrado, públicos y privados pares de claves, los certificados, los servicios públicos para desbloquear software, y servicios públicos para llevar a cabo otras funciones. También puede contener instrucciones para mantener un registro seguro de las transacciones.

Siempre que un pago debe hacerse, un cheque en blanco aparece en la pantalla del pagador. La fecha, beneficiario, memo campos, y la cantidad son todos correctos Para firmar el cheque electrónico, el pagador inserta su chequera electrónica en el lector (que es un dispositivo que es conectado a la corriente) y entra el pin para desbloquear su chequera.

El número de serie del cheque electrónico, es rellenado por el talonario de cheques electrónicos. La chequera electrónica entonces lee todo el cheque, atribuye la firma digital, los registros de la información de la verificación electrónica, y devuelve el cheque firmado.

Cada cheque electrónico emitido puede retener el iniciador de los registros y sigue hace una “copia perfecta”. Puesto que solamente una copia de un cheque electrónico será pagada por el banco, las copias se pueden mantener con cualquier persona.

Por lo general, los controles electrónicos son recibidos por correo electrónico y se abren como cualquier otro mensaje de correo electrónico. Las firmas digitales en cheques electrónicos pueden ser validadas en cualquier momento por la línea de verificación del cheque para comprobar el origen y confirmar que no ha sido alterada.