Grieta en la producción automotriz: la fabricación de utilitarios despega, mientras se reduce la de autos

Las terminales sumaron en agosto la cuarta suba interanual en la producción automotriz, pero el alza no alcanzó para cerrar el balance de los ocho meses con datos positivos. Según los datos informados por la Asociación de fábricas de automotores (Adefa), en agosto hubo un incremento de 3,9% con respecto a ese mes de 2016 pero en lo que va del año acumula una caída de 0,8.

Los registros mensuales de la producción de vehículos nacionales muestran además un fenómeno que sucede en el sector. Mientras la fabricación de utilitarios “made in Argentina” se dispara, la de autos se desploma. Los números de lo que va del año son contundentes y resumen la tendencia. La fabricación de utilitarios aumentó 41,5% contra el mismo periodo del año pasado, a la vez que los automóviles cayeron 32,2%.

La situación tiene una explicación. La crisis brasileña generó una oleada de importaciones de autos de ese origen que no lograban venderse allí y terminaron copando el mercado argentino. Sobre todo en el segmento de autos chicos y con precios más competitivos que los argentinos, con lo que se generó una retracción de la fabricación nacional. Al mismo tiempo, el país se consolidó como un polo de pick ups. El mejor caso que lo ilustra es la Toyota Hilux, que rompió todos los récords de venta y empujó a todo el segmento a ganar terreno. El año próximo, la situación sumará impulso. Será cuando en la nueva planta de Nissan en Córdoba se produzcan otras tres camionetas. Además de para esa marca, para Renault y para Mercedes Benz.

Los datos de exportación también respaldan la diferencia entre autos y utilitarios. En agosto, mientras las ventas al exterior de los primeros cayeron 29,9%, la de los segundos aumentó 24%.

 En la entidad que agrupa a las terminales, la suba de la producción en agosto generó optimismo. El presidente de Adefa, Joachim Maier dijo: “concluiremos el año en positivo” y recordó que “este comportamiento se da luego de tres años (2014-2015-2016) de caída principalmente en producción y exportación”.

En unidades, la producción nacional de vehículos en agosto fue de 45.262, un 18,6% más respecto de julio, con 38.169 unidades fabricadas. Entre enero y agosto, el sector produjo 302.835 unidades, es decir, un 0,8% menos respecto de los 305.296 vehículos fabricados en el mismo período del año anterior.

El informe muestra además que en el octavo mes del año, el sector comercializó a la red de concesionarios 76.700 unidades, un 19,9% sobre el desempeño del mismo mes del año pasado, cuando las ventas contabilizaron 63.952 unidades. En lo que va de este año, mostró un alza de 21,9%.

En cuanto a las exportaciones, sumaron 17.583 vehículos en total, un crecimiento de 6,7% si se lo compara con las 16.486 unidades que se exportaron en ese mes de 2016. En el acumulado de los primeros ocho meses del año, el sector realizó el envío de 130.526 vehículos, un crecimiento de 10,6% comparado con el mismo período del año pasado. Brasil redujo sus compras y hoy representa el 62%, por debajo del histórico 80%.

Fuente: El Cronista

  Share: