Cuando conducir es un placer

Texto: Alejandro Tarelli

 

Audi Q7 nueva generación

 

El SUV está disponible con motor naftero 3.0 TFSI de 333 CV y diésel 3.0 TDI de 249 CV,

caja Tiptronic con ocho velocidades y tracción integral Quattro. Novedades de

equipamiento y diversos opcionales.

 

Retrotrayéndonos en el tiempo y revisando un poco la historia, pasaron 12 años desde que

Audi comenzó a producir el Q7. La primera generación del SUV fue presentada en el Salón

del Automóvil de Frankfurt 2005, y comenzó a comercializarse en marzo de 2006.

Una década después y con un aspecto más deportivo –más ancho y alto–, la sola presencia

del Q7 impacta.

Por tratarse de una nueva generación, las modificaciones son profundas y están presentes en

la construcción, la plataforma, el equipamiento y otros aspectos, como el diseño, ya que

incorporó el nuevo estilo de la marca, exacerbado en el frente a través de la parrilla

singleframe de aspecto tridimensional o la tecnología Audi Matrix LED, que proporciona

una iluminación de las más avanzadas del sector.

El Audi Q7, el SUV más grande de la firma de los anillos, también posee un centro de

gravedad más bajo y nuevas medidas: 5,05 metros de largo, 1,97 de ancho y 1,74 de altura.

Además, logro una reducción de hasta 325 kilogramos de peso, en parte por la utilización

del aluminio (presente en las puertas, entre otras piezas).

Las novedades estéticas se trasladan al interior, donde posee un estilo en línea con las

últimas creaciones de la marca, y con el opcional de una tercera fila de asientos que le

permite ofrecer siete plazas. Cuando está configurado con cinco plazas, el baúl posee una

capacidad de 890 litros, los cuales se pueden incrementar hasta los 2.075 litros.

A nivel mecánico, ofrece dos opciones en la Argentina, el naftero 3.0 TFSI V6 con una

potencia de 333 caballos y un torque de 440 Nm, y el turbodiésel 3.0 TDI V6 con 249

caballos y 600 Nm de torque.

En ambos casos, la transmisión es la automática Tiptronic con ocho marchas y la tracción

es integral permanente, con un nuevo sistema Quattro. El naftero acelera de 0 a 100 km/h

en 6,1 segundos y tiene una velocidad máxima de 250 km/h, al mismo tiempo que el otro

cumple el 0 a 100 en 6,9 segundos y posee un consumo mixto de 6,2 l/100 km.

El equipamiento de serie posee suspensión adaptativa, techo panorámico de cristal, llantas

de aleación de 19 pulgadas, MMI con navegador, Bluetooth y pantalla táctil, climatizador

automático de cuatro zonas, selección de modos de conducción (Audi Drive Select), cámara

trasera de estacionamiento, luces LED 100% y portón trasero con accionamiento eléctrico.

Otros de los ítems presentes son: volante con regulación eléctrica, equipo de sonido Bose,

dirección electromecánica, monitoreo de neumáticos, tapizados de cuero, asientos

delanteros eléctricos y con memoria para conductor, sensores de estacionamiento delantero

y trasero, espejos térmicos, con memoria y rebatibles eléctricamente, asientos delanteros

calefaccionados y volante deportivo, multifunción, con levas y regulación eléctrica.

Junto con la tercera fila de asientos, la marca ofrece opcionales como dirección en las

cuatro ruedas, head-up display en parabrisas y Audi virtual cockpit, el cual consta de una

pantalla TFT de 12,3 pulgadas.

Sus principales rivales son el Porsche Cayenne y la VW Touareg, con las que comparte

plataforma. La garantía es de tres años o 100.000 kilómetros y sus precios son:

– Q7 3.0 TFSI Tiptronic Quattro: 139.900 dólares

– Q7 3.0 TDI Tiptronic Quattro: 143.800 dólares.