Acciones argentinas se recuperaron en Wall Street y subieron hasta 8%

El banco Morgan Stanley recomendó los papeles locales y se dispararon las ADR. Incertidumbre sobre la política monetaria.

Un informe de Morgan Stanley revivió las expectativas del mercado respecto a las acciones argentinas, tras la paliza que recibieron los papeles criollos desde que arrancó febrero. Los ADR de las empresas que cotizan en Wall Street subieron ayer en promedio 5%, en una jornada en donde los principales índices bursátiles norteamericanos y del resto del mundo cerraron en alza, mientras la bolsa local permaneció cerrada por los feriados de carnaval.

La suba en la tasa de los bonos de EE.UU. y la salida de Janet Yellen de la Reserva Federal provocaron turbulencias en el sistema financiero en las últimas dos semanas, a tal punto que Central Puerto y Corporación América debieron aceptar precios inferiores a los esperados en sus OPI en Nueva York y Bioceres canceló la suya.

El reporte del Morgan Stanley vino a traer cierto alivio entre los operadores que apuestan al país, en una rueda en donde el Dow Jones avanzó 1,7%, el Nasdaq 1,56% y el SyP 500 1,38%. La entidad evaluó que los sectores energético y bancario se encuentran en un buen punto para posicionarse con un potencial de “upside” del 33%.
La repercusión sobre la cotización de los ADR no se hizo esperar. El Banco Francés encabezó las subas con un 8,1%, seguido de Irsa y el grupo financiero Galicia, con una alza del 6% cada una. También registraron repuntes interesantes Petrobras con un 5%, YPF (4,7%), Supervielle (4,4%) y Edenor (3,9%). Más rezagadas se ubicaron Telecom, Pampa Energía y Cresud, con un 3,5%, 3,4% y 2,6%, respectivamente.

En tanto, central Puerto encabezó las bajas con un 3,7% menos.

“Mantenemos nuestras preferencias por los bancos domésticos como el Galicia, Supervielle, Macro y Francés y Pampa Energía y TGS en el sector de servicios públicos”, reza el reporte del Morgan Stanley.

Este grupo de compañías son, junto con Loma Negra, Arcos Dorados o Central Puerto, las que tienen posibilidades de ingresar al índice MSCI de emergentes que elabora esa entidad, punto de inflexión para las acciones argentinas que se definirá en junio. El año pasado, el país se mantuvo en la categoría de “mercado fronterizo” ante la posibilidad latente -en ese entonces- de que Cristina Kirchner ganara las elecciones de medio término en la provincia de Buenos Aires, situación que amenazaba con revertir los cambios introducidos por el Gobierno de Mauricio Macri.

Si finalmente el país entra al índice, podría multiplicarse el monto de acciones argentinas en manos extranjeras desde el 3% del PBI actual a más del 10%, en línea con el porcentaje que mantienen otros países emergentes, estima el banco de inversión. Esto es porque al ser activos riesgosos, muchos fondos no pueden hacerse de papeles criollos con la calificación actual.

De todas formas, Morgan Stanley advirtió que “la incertidumbre de política monetaria es un riesgo de supervisar”, teniendo en cuenta el cambio en las metas de inflación para este año, su impacto negativo sobre las expectativas en la suba de precios y el recorte de 150 puntos básicos en la tasa de pases.

FUENTE: BAE

  Share: