Disrupción financiera: cómo será la banca del futuro

Destacada, TechFinance2016 — By on 19/07/2016 5:55 pm

bloque3La necesidad de volcarse al negocio online se complementa con una mirada sobre la atención en las sucursales. ¿Qué pasará con las aplicaciones? El tercer bloque, “Hitos de la disrupción financiera”, contó con las exposiciones de Alejandro Zuzenberg (Bot Company), Alejandro Cosentino (Afluenta), Walter Risi (KPMG), Jorge Larravide (Red Link) y Gustavo Menezes (Gemalto).

La industria bancaria ha cambiado. Algunas operaciones que hace tan sólo dos décadas eran impensadas, hoy forman parte del día a día de los usuarios. Abrir una aplicación en el celular, entrar a la caja de ahorro y hacer una transferencia es una de las tantas acciones que si bien marcan evolución, ya no es revolucionaria. Y para pensar en el banco del futuro, los especialistas en IT dan un paso más para mostrarles a algunos gigantes del sector –algunos dormidos, otros recién abren un ojo– qué pasa si no se adaptan.

El bloque “Hitos de la disrupción financiera” no se concentró en un solo aspecto de esos bancos que se piensan para dentro de unos años, sino que abordó el cambio del negocio desde distintos ángulos. Qué pasará con las aplicaciones, dónde suceden las transacciones online, el rol de las sucursales y cómo sentar a los especialistas IT a la mesa de los negocios fueron algunas de las claves que despertaron interés en la audiencia, en el marco del evento TechFinance 2016 organizado por Bank Magazine.

Alejandro Zuzenberg fue ejecutivo de Google, y cuando Facebook abrió sus primeras oficinas en el país en 2012, la red social no lo dudó y lo eligió como su director. Ahora se dedica a fabricar robots. Si están pensando en R2D2 de La Guerra de las Galaxias, están lejos. La empresa BotMaker es un canal de ventas basado en la inteligencia artificial que crea bots, un programa que imita el comportamiento humano y recrea conversaciones con otro ser humano.

“El dispositivo móvil por excelencia es nuestra identidad, y con sistemas inteligentes, vamos a hablar con el auto, con la casa y con la televisión de manera natural con inteligencia artificial conectada en red”, aseguró Zuzenberg. En la Argentina, la compañía está dando los primeros pasos, pero comprar a través de un chat es habitual en otros países del mundo.

We Chat se lanzó en China en enero de 2011 y, según Zuzenberg, “es prácticamente Internet. La gente puede pedir, comprar y pagar una pizza sólo a través de un chat, ver películas y acceder a contenido”. No tiene que abrir otra página, ni saltar a una cuenta bancaria ni confirmar la operación por teléfono. El chat es el universo donde todo empieza y termina, una y otra vez.

A nivel local, BotMaker está ofreciendo una experiencia similar a través de Facebook Messenger, para hacer un pedido a través de un chat. Empresas como Sushipop y El Noble ya están activas para que sus bots interactúen con los clientes. “La gente paga donde ocurre la transacción, y las transacciones están empezando a ocurrir dentro de los sistemas de mensajería”, destacó.

Primero en la Argentina, luego en Perú y pronto llegará a México. Afluenta es la primera red de finanzas peer to peer en América Latina, y su fundador Alejandro Cosentino buscó hackear el sistema financiero. “No hay un solo banco que otorgue un préstamo 100% online en el país. Nosotros lo estamos haciendo”, disparó al comienzo de su presentación.

La compañía es una red de préstamos entre personas sin intermediarios y “sólo se conectan a los inversores con los que piden los créditos, no se interviene en la operación”. Seis de cada 10 préstamos se otorgan entre las tres de la tarde y las 10 de la mañana, fuera del tradicional horario de las entidades financieras. Y cada préstamo se financia con un promedio de 130 inversores, para disminuir el riesgo.

Los bancos más críticos no sólo se quejan de la falta de regulación que tienen estos start ups, sino que también apuntan a la falta de seguridad, en un mundo donde el fraude online ha crecido. Cosentino dijo que poseen 800 puntos de control para una solicitud de crédito. Quienes solicitan el dinero, tienen que recibir una admisión crediticia, mientras que se realiza un análisis de control de lavado de dinero a los inversores.

IT a la mesa de los negocios

Information Technology (IT) suele presentarse como un sector dentro de la empresa que debe proponer soluciones, pero que no participa activamente en los negocios de los bancos. El cambio (y la revolución) también están en romper esa estructura.

“Los equipos de negocio y tecnología deben trabajar en paralelo, de forma cercana. En el futuro, el IT es parte del negocio”, aseguró Walter Risi, socio de IT de la consultora KPMG. Y agregó: “El software es, cada vez más, parte integral de las marcas de las empresas”.

Para Risi, el IT está considerado como un sector que opera y no innova. Cuando cualquier compañía quiere innovación, busca players externos. “Es momento de revisar el modelo. El IT y el negocio es un modelo de socio. Ambos ganan o pierden juntos, deben trabajar como unidad.”

La conjunción perfecta entre “bueno, bonito, barato y seguro” es, para Jorge Larravide, el equilibrio más difícil de encontrar en los servicios financieros. El gerente de Canales y Productos de Red Link aseguró que todavía es incierto el futuro de los bancos, pero consideró que el análisis de comportamiento muestra que aún hay que ofrecer todos los canales.

La sucursal tiene que estar, así como el cajero automático, el homebanking y la posibilidad de acceder desde una aplicación. “Los cajeros automáticos son de uso masivo y un porcentaje más chico utiliza el homebanking. Con datos de 24 millones de personas y más de 40 bancos, procesamos 14 millones de operaciones todos los días”, especificó Larravide.

Para Zuzenberg, “las aplicaciones no están muertas, pero tienen grandes desafíos”. Whatsapp, Facebook, Instagram, Facebook Messenger, YouTube y Gmail son algunas de las más utilizadas. Y la mayoría pertenece al reino de la mensajería. “Hay empresas que son sólo app, y es muy difícil sobrevivir en este entorno”, explicó.

Con 39 millones de cajas de ahorro en el país, la bancarización de los argentinos pasa por ese punto más básico. “Se pueden hacer operaciones novedosas, que llamen la atención, pero hay que disponer de todas. Hay que dirigirnos a todos los segmentos en todas las regiones del país”, agregó el gerente de Red Link.

Gustavo Menezes, gerente de Ventas del Cono Sur de Gemalto, coincidió con la visión de Larravide, y fue más allá al decir que “los bancos hoy no dan la mejor experiencia para el usuario” en las sucursales y no todo pasa por ser 100% digital. Si bien están preocupadas por la competencia, las entidades se tienen que enfocar en cambiar el concepto de sucursales, en contra de quienes sostienen que hay que eliminarlas.

ANZ Australia y Virgin Money son algunas compañías que están dando el ejemplo al personalizar la experiencia del usuario. “Hacer mucha fila para realizar una operación complicada ya es una barrera. Los bancos se tienen que ver más como un Apple Store”, comparó. Por ejemplo, una tarjeta suele llegar días después de que se solicita, pero estas entidades logran que “lo que se fue hacer empiece y termine en el mismo momento”.

Sacar una tarjeta de crédito se transforma así en un proceso sencillo a través de un kiosco similar a un ATM en el que el registro se hace online, y la tarjeta se emite en ese momento. Y no es todo: el usuario puede elegir qué foto –como una imagen con sus amigos– ilustra el plástico.

Tags: , ,

Comments are closed.